Los chinos y el bronce

Vasijas de bronce chinas

Si combinas estaño y cobre obtienes bronce. Dale un vistazo a las cosas de bronce que tengas en casa, he descubierto que casi todo el mundo tiene llaves o ceniceros de bronce, y piensa que en algún momento de nuestro desarrollo como especie inventamos esta aleación y fue la primera aleación importante, tanto que hasta le dio nombre a una de nuestras edades, la Edad de Bronce.

Es un período de la Prehistoria caracterizado por la acuñación y uso de este metal. Tal tecnología nació en el Próximo Oriente y hay muchos ejemplos en la antigua China. Cuando se habla de la Edad de Bronce se habla de tres momentos, el formativo, el de desarrollo y el de torneado y en relación al primer momento y China estamos hablando de la cultura Longshan, entre 4500 y 400 años atrás, y si hablamos del último nos metemos en las Dinastías Xia, Shang y Zhou, siglo XI, período en que el uso del bronce alcanza gran maestría.

Fue durante estas dinastías que los chinos aprendieron a usar el bronce y a darle formas magníficas: en instrumentos musicales de los templos, en armas de guerra y en vasijas de uso cotidiano. Los diseños decorativos estuvieron a la orden del día y los más populares fueron los de animales reales y mitológicos como aves fénix o dragones. Con el tiempo a las vasijas de bronce se les agregaron piedras semi preciosas como el jade, la turquesa u otros metales como el cobre y el hierro.

El tiempo nos ha legado verdaderos tesoros de bronce que hoy se exhiben en distintos museos de toda China. Finalmente las vasijas de bronce fueron sustituidas por otras de hierro y de cerámica y el bronce se relegó a los espejos principalmente, pero por suerte todavía hay ejemplos de cómo los chinos llegaron a dominar este metal. ¿Dónde puedes ver ejemplos del trabajo chino en bronce? Pues en los museos provinciales de Yunan, Hebei y Hunan, en el Museo de Historia de Shaanxi y la Tumba Museo del Rey Nanyue, en Guangzhou.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*