Destinos para la Luna de Miel en Estados Unidos

Los destinos para la luna de miel en Estados Unidos son tan variados como el propio país norteamericano. En este puedes encontrar desde grandes desiertos hasta idílicas playas o grandes urbes con millones de habitantes y atracciones únicas en el mundo.

Por todo ello, no es fácil escoger unos pocos destinos para la luna de miel en Estados Unidos. Podríamos hablarte, por ejemplo, de la América profunda, en la que palparás la genuina esencia del país. Pero también de la gigantesca y poblada Texas, en la que no te sentirás extraño pues el español es tan hablado como el inglés. En cualquier caso, hemos elegido para ti y tu pareja seis destinos de luna de miel que no te dejarán indiferente.

Comenzaremos nuestra recomendación por la Costa Oeste para viajar después a las cálidas playas de Florida y terminar en la exótica Hawái. No obstante, haremos algunas otras paradas no menos atractivas por el camino.

Costa Oeste, la muy hispana California

En parte por su rica herencia hispana, te aconsejamos como primero de los destinos para la luna de miel en Estados Unidos la hermosa California. Puedes comenzar el viaje con tu reciente esposa en la bella ciudad de San Francisco.

Visitas obligadas en ella son el romántico Golden Gate, con sus hermosos atardeceres; el famoso barrio de Painted Ladies, con sus casa victorianas; la calle Lombard, con su trazado zigzagueante, o el muelle 39 de Fisherman’s Wharf, lleno de animación. Y todo a bordo de sus tranvías que parecen transportarte a otra época.

Pero California os ofrece mucho más. Podéis acercaros a Napa Valley, con sus espectaculares viñedos. Y también al Parque Nacional de Yosemite, declarado Patrimonio de la Humanidad, con sus enormes cascadas y montañas. Claro que si de naturaleza hablamos, podéis llegar hasta el Gran Cañón del Colorado, en la cercana Arizona, donde veréis paisajes únicos en el mundo.

El Golden Gate

Golden Gate

Pero, volviendo a California, no podéis abandonarla sin visitar Los Ángeles, cuyo nombre resulta indicativo de su origen español. La zona más popular de la ciudad angelina es, sin duda, Hollywood, con sus estudios cinematográficos y sus muchas atracciones. No dejéis de pasear por el paseo de la Fama, donde las estrellas graban sus manos. Pero también debéis acercaros a Beverly Hills, con sus fastuosas mansiones, y a la zona de compras de Rodeo Drive. Y, para terminar, podéis conocer lo más bohemio de Los Ángeles en Venice Beach y disfrutar de su playa o de la no menos bonita de Santa Mónica.

La soleada Florida: de Miami a Orlando

También la hermosa Florida es uno de los mejores destinos para la luna de miel en Estados Unidos. Sus maravillosas playas de arenas blancas y aguas cristalinas son un reclamo perfecto. Pero, sobre todo, hay dos lugares de los que queremos hablaros.

El primero es Orlando, la ciudad de los parques temáticos. Si queréis revivir vuestro lado más infantil, es el destino perfecto. Porque los encontraréis de todos los tipos, desde los conocidos Walt Disney World Resort y Universal Orlando Resort hasta los parques marinos como el no menos popular SeaWorld.

Por su parte, el segundo es la ciudad de Miami, ubicada entre el océano Atlántico y los imponentes Everglades. Ya os hemos mencionado las playas, pero también podéis viajar a los años treinta del siglo XX visitando el barrio art decó de Ocean Avenue; empaparos de Cuba en el de la Pequeña Habana o disfrutar de una panorámica global de la ciudad desde el Metromover, que recorre su centro por vías elevadas. Finalmente, disfrutad de la variedad de aves de Jungle Island y de los exuberantes paisajes de Key West, el punto más al sur de todo Estados Unidos.

El cosmopolitismo de Nueva York

En cualquier viaje a Estados Unidos es casi obligatorio recomendar la ciudad de los rascacielos, máxima expresión del cosmopolitismo. Tan conocida es que no hace falta mencionar sus puntos más interesantes.

Pero os recordaremos que visitéis el gran pulmón de la ciudad que es Central Park y que subáis al Empire State, donde obtendréis las mejores vistas de Nueva York. Después, podéis acercaros a bordo de un ferry a la Estatua de la Libertad, pasear por la Quinta Avenida, conocer la isla de Ellis, donde llegaban antiguamente los emigrantes y ver un espectáculo en Broadway.

Vista de Times Square

Times Square

Pero, sobre todo, es un clásico visitar Times Square, con sus enormes carteles de neón. Y también acudir a alguno de los muchos y espectaculares museos de la ciudad (solo en la isla de Manhattan hay unos sesenta). Por ejemplo, el Metropolitano de Arte, el de Arte Moderno, el de Historia Natural o el Guggenheim.

La fría Alaska

Otro sitio espectacular entre los destinos para una luna de miel en Estados Unidos es la fría pero espectacular Alaska. De hecho, los veranos en sus zonas costeras y al sur de la cordillera Brooks no son tan gélidos como podríais pensar.

Si queréis disfrutar de inmensos paisajes plagados de maravillas naturales, este debe ser vuestro destino escogido. Entre esos lugares, resulta de visita obligatoria el Parque Nacional Delani, en torno al monte del mismo nombre, que es el más alto de América del Norte. Y, junto al anterior, el lago Paxton, la zona de pesca de salmón de Cooper Landing y el glaciar Matanuska, con sus cuarenta kilómetros de largo por seis de ancho.

También podéis ver otro vestigio de la fiebre del oro: la mina de Fairbanks. Y no debéis abandonar Alaska sin conocer Anchorage, la ciudad más poblada del estado, aunque su capital sea Juneau. Pero, sobre todo, si tenéis la posibilidad, haced un paseo en el Riverboat Discovery, un barco de vapor que surca los ríos Tanana y Chena entre vistas espectaculares.

La Ruta 66, el destino para una luna de miel en Estados Unidos si sois aventureros

Si os gusta la aventura y las motos, os proponemos que recorráis la legendaria Ruta 66, que une ambas costas del país, desde Los Ángeles a Chicago. Es una forma única de conocer la América profunda que está incluida en estados como Missouri, Kansas, Oklahoma o Texas.

Quizá no seáis aficionados a las motos de gran cilindrada. No importa, la ruta se disfruta igual en coche o en autocaravana. En esos estados del centro del país saborearéis el mismísimo viejo oeste. Pero, además, conoceréis ciudades como la propia Chicago, con sus museos y su avenida Michigan, aunque es visita obligada la torre Willis, cuyo suelo de cristal no es apto para quienes padezcan vértigo.

La Ruta 66

Ruta 66

También podréis visitar Kansas City, con enormes resonancias del western y que hoy es la ciudad de las fuentes, pues cuenta con unas ciento sesenta. Y, siguiendo ruta, las grandes llanuras de Oklahoma, el norte de Texas, Nuevo México con su capital Santa Fe, Arizona y, finalmente California.

En definitiva, todo un recorrido de aventura por la llamada «Calle principal de América», con sus más de dos mil kilómetros y toda una variedad de paisajes, lugares emblemáticos y grandes ciudades.

Hawái, entre los destinos favoritos de los recién casados

Todos los destinos para una luna de miel en Estados Unidos son maravillosos, pero el inigualable estado de Hawái figura entre los favoritos de los recién casados. De hecho, todos los años recibe miles de parejas que quieren pasar allí sus primeros días como matrimonio.

Sus maravillosas playas tienen nombres tan complejos como bonitas son. Entre ellas, la de Laalao, con sus espectaculares puestas de sol; la de Kolekole, rodeada de frondosa vegetación, o la de Holohokai, perfecta para que practiquéis submarinismo.

Por otra parte, en Isla Grande hallarás la mayor variedad vegetal de todo el estado en parques naturales como los de South Point o Puukohola Heiau, que además cuentan con impresionantes cascadas. Pero, sobre todo, debéis visitar el Parque Nacional de los Volcanes, una suerte de Timanfaya multiplicado por diez.

En cambio, Oahu os ofrece un viaje más cultural. En esta isla es obligada la visita al Valle de los Templos, pero sobre todo a la famosa base naval de Pearl Harbour y al Museo del Ejército de Estados Unidos, donde verás la magnitud del ataque japonés de 1941.

Diamond Head en Oahu

Isla de Oahu

Pero, si queréis tener una estancia más íntima, vuestra isla es Maui, donde también hay espectaculares parques naturales como los de Haleaka y Valley State, pero también encontraréis el encanto de una ciudad pequeña como Lahaina, su capital y que también lo fue de Hawái.

Antiguo puerto ballenero, existe un recorrido histórico por sus calles denominado Lahaina Historic Trail. Está perfectamente señalizado y transita por casi treinta lugares de interés. Entre estos, el parque Banyan Tree, donde veréis las higueras más grandes de Estados Unidos; el antiguo edificio del Ayuntamiento; la casa Baldwin, construida por los misioneros protestantes que llegaron a la isla a mediados del siglo XIX, y la prisión Hale Paahao, donde se ingresaba a los delincuentes  en la misma época anterior.

En conclusión, os hemos propuesto seis destinos para la luna de miel en Estados Unidos. Todos ellos son maravillosos, pero, como es lógico en un país tan grande, hay muchos más. Por ejemplo, Las Vegas, donde no falta la diversión y no toda vinculada al juego, o Carolina del Sur y más concretamente Charleston, con su estilo inconfundiblemente sureño. En fin, la elección es vuestra, pero, si escogéis pasar la luna de miel en Estados Unidos, no os arrepentiréis.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)